PALACIO DE CONGRESOS DE BENASQUE

Benasque
PALACIO DE CONGRESOS DE BENASQUE

Hablar de Benasque, de su municipio, de sus alrededores es introducirnos en un paraíso paisajístico cargado de historia y de incomparables bellezas naturales. Precioso municipio situado en el corazón de los pirineos.

El Valle de Benasque es capaz de cautivar y lograr una feliz estancia entre nosotros a cualquier paseante o viajero que se adentre a descubrirlo; destacando sus costumbres, su folklore, su arquitectura, la gastronomía y cómo no, su entorno.

Benasque y todos sus alrededores han conocido en las últimas décadas el renacer de una nueva cultura, basada sobre todo en la prestación de servicios, el turismo. Precisamente ha sido esta actividad la que ha permitido que sea este valle uno de los que no ha perdido población, gracias a haber sabido diversificar sus ofertas.

Foco turístico de primer orden en Aragón, alberga el mayor número de cumbres que superan los tres mil metros de altitud. Declarado Parque Natural Posets-Maladeta en 1994, con la finalidad de salvaguardar sus valores naturales, su fauna, su flora, sus paisajes, sus formaciones geomorfológicas, conservar y potenciar sus ecosistemas y garantizar el uso racional de sus recursos naturales.

OFERTA COMPLEMENTARIA

Benasque y su valle exhiben sus encantos, se muestran abiertamente a quienes quieran descubrirlos. A poco más de cuatro horas desde Madrid (dos de AVE a Huesca y otras dos de autobús o coche hasta el centro de la población), esta villa y sus bellos alrededores son un privilegio para quien los visitan y una verdadera sorpresa por los recursos que ofrece, muchos de ellos de muy reciente creación. El valle de Benasque es el más abrupto y bello de cuantos conforman los Pirineos. Con sus más de 30 pueblos y villas, con su arquitectura altoaragonesa, sus iglesias románicas, sus costumbres, su lengua es, sin duda, un lugar de encuentro y reposo obligado en la visita a los Pirineos.

Benasque ofrece todo lo necesario para la práctica de casi cualquier deporte y para todos los niveles, haciéndolo por libre o con la ayuda y asesoramiento de una empresa especializada.

Bajar por aguas salvajes en kayak, lanzarse al vacío en parapente o montar en bicicleta (eléctrica para los más comodones) por escenarios idílicos son parte de la amplia oferta que define a los llamados deportes de aventura. Por tierra (pesca, montañismo, escalada, esquí de fondo y alpino, excursión en quad, espeleología, vías ferratas, excursiones a caballo…); por aire (parapente, ultraligero, ala delta…); o por agua (rafting, hidrospeed, kayak, descenso de barrancos, aguas tranquilas…), todas las posibilidades están al alcance de la mano.

Claro que cuando llega el invierno, senderos, valles y montañas se cubren de nieve, Benasque ofrece su otra cara, tal vez la más conocida y atractiva para muchos. Porque aquí, a un paso de Benasque se encuentra Cerler, la estación de esquí del Grupo Aramón, la más alta del Pirineo aragonés. La belleza paisajística de la estación, rodeada de más de 60 picos que superan los 3.000 metros de altura hace de Cerler una estación con un extraordinario encanto natural.

En los últimos años han surgido muchos deportes relacionados con la nieve, que permiten disfrutar de la naturaleza en su estado más puro. Cada uno de ellos tiene aquí su espacio privilegiado, esquí nórdico y de travesía, freestyle, snowboard, escalada en hielo, motos de nieve, raquetas de nieve, trineos…

Benasque albergó la capitalidad del Condado de Ribagorza, por lo que, más allá de las casas tradicionales, cuenta con la presencia de edificios nobles en su atractivo casco urbano. El más llamativo es el Palacio de los Condes de Ribagorza , totalmente restaurada y que constituye un bello ejemplo de arquitectura renacentista. También destacan otras construcciones como Casa Faure, Casa Juste o Casa Suprián, en Anciles. Naturalmente en Benasque y los otros pueblos del valle abundan los hoteles de todas las categorías, muchos de ellos dotados de balnearios y spas para encontrar el relajo adecuado tras las jornadas activas.

Encandilados por sus paisajes pirenaicos y respirando su rica historia a través de su patrimonio artístico, los sabores de antaño traídos hasta nuestros días son el complemento para un valle delicioso.

Los renombrados establecimientos de restauración del valle de Benasque preparan a diario una esmerada muestra de la gastronomía típica de la zona que permite sumergirse en el corazón de estas tierras a través de sus sabores y olores y siempre con la calidad que garantizan los productos locales.

INFRAESTRUCTURA DE CONGRESOS

Palacio de los Condes de Ribagorza

Edificio de obra civil singular, data del siglo XVI, ubicado en la calle mayor de Benasque. En su restauración se ha respetado al máximo, la estructura y ambiente interior que te traslada a ese esplendor renacentista en el alto Aragón.

La utilización de sus instalaciones está abierta a todos, patio interior acristalado a través del cual se distribuyen los diferentes espacios divididos en dos alturas: Biblioteca, Aulas de música (6 aulas), 2 salas totalmente diáfanas (exposiciones, presentaciones…), sala de conferencias (cap. 60 pax), auditorio (cap. 157 pax), secretaría y zona de trabajo, despachos independientes, sala de informática (16 equipos), teléfono y conexión wireless.

Casa de la Cultura de Benasque

Situada en el centro del pueblo de Benasque, junto a la Oficina de Turismo, con un acceso y ubicación perfecta para los alojamientos y puntos de interés del municipio.

La utilización de sus instalaciones está abierta a todos, con un uso muy polivalente, espacios distribuidos en tres alturas, sala de conferencias (cap. 150 pax), secretaría y zona de trabajo, teléfono y conexión wireless.          

Centro de Ciencias Pedro Pascual de Benasque

El Centro de Ciencias de Benasque “Pedro Pascual” es un instrumento del sistema científico español, está regido por una Fundación sin ánimo de lucro con entidad jurídica propia, y ofrece la posibilidad de organizar reuniones nacionales e internacionales al más alto nivel.

La utilización de las instalaciones del Centro está abierta a toda la comunidad científica internacional. Cualquier grupo de científicos puede proponer la organización de una reunión de carácter internacional centrada en una temática concreta. Una vez aprobada la propuesta, los organizadores dispondrán de los servicios de secretaría, de gestor de sistemas informáticos, de creación y mantenimiento de web, de registro de solicitudes y de reservas de hotel.

El Centro de Ciencias de Benasque Pedro Pascual compite de forma amistosa con otros centros de reuniones reconocidos como los de Aspen, Les Houches, Dresden, Perimeter Institute o Singapur. En este sentido, el centro es una apuesta del MICINN, a través del CSIC, del Gobierno de Aragón, de la Universidad de Zaragoza y de la Fundación BBVA para dotar al sistema de ciencia español de un equipamiento necesario.

La sede del Centro ha sido concebida con un avanzado diseño perfectamente adaptado a sus fines, siguiendo los principios de sostenibilidad. Es una construcción con un aislamiento térmico muy sofisticado, calefacción por biomasa, ventilación automatizada y medidas de ahorro en toda la iluminación.

El diseño de este singular edificio respeta una división de funciones: la planta baja ofrece servicios de secretaría, ordenadores y zona de descanso; la primera planta alberga los despachos de trabajo y numerosas pizarras; la segunda planta dispone de una gran sala modular con capacidad de hasta 180 personas cuya versatilidad permite la organización de múltiples sesiones paralelas, salas de informática e impresión, secretariado, fax, teléfono, conexión wireless…